The Front Guerrilla

- Pues si no se pone de nuestro lado quedará al margen de la historia, porque la revolución no se detiene, Don Jaime
- ¿Va usted a poner la guillotina en la puerta del sol?
- ¡Pues sí señor, la guillotina! ¡La guillotina! No voy a seguir toda mi vida escribiendo panfletos y despotricando contra los Borbones ¡Sí señor, la guillotina! La reina ¡Zas, guillotina! Los chulos de la reina ¡Zas, guillotina! Los chulos del rey ¡Zas, guillotina! Los ministros ¡Zas, guillotina! Los obispos que los rodean ¡Guillotina, guillotina, guillotina, guillotina!¡Sí señor, la guillotina!
- ¿Ha terminado usted?
- Sí.
- Pues vayamos a comer.

"El maestro de esgrima" de Pedro Olea

Desde el principio de los tiempos, la sociedad ha avanzado gracias a revoluciones que han forzado el cambio sobre sistemas políticos y sociales deprecados, estancados en un estado que les era cómodo a los poderosos a costa de las libertades del pueblo. La guerrilla frontend es sensible a estos cambios y lucha ferozmente por avanzar hacia un estado de libertad informática individual y común. Pero para conocer el futuro, hay que conocer el pasado.

Microsoft Windows: el antiguo régimen.

Windows, sentado en su trono de cartón, inestable pero perenne, mira con desdén al pueblo. Considera que de él emana el poder absoluto y se ha establecido en la sociedad como ser superior, instalándose por defecto en la mayoría de ordenadores, vendiendo en absoluto monopolio una copia de sus normas en cada equipo.
Microsoft representa el primer absolutismo ilustrado, y bajo sus normas, exige a un pueblo que agacha la cabeza el diezmo para su imperio. Y a pesar de que cada una de sus obras cae estrepitosamente en el fracaso y que el pueblo ríe con sorna sus actos, aún no es capaz de levantarse en armas contra el villano por sí mismo.
Por desgracia para nuestra guerrilla, parte de la sociedad sigue bajo su yugo, y su ejército, conocido como Internet Explorer, obsoleto pero vasto, implica una constante y pesada lucha para liberar a los más desfavorecidos. Para la guerrilla frontend, esta repugnante muestra de fuerza nos anima a luchar por eliminar este sistema en primer lugar.

Apple: La dictadura liberal

Como cualquier dictadura, se esconde tras una máscara de evolución y mejora constante de cara al pueblo, aunque le coarta la libertad si pretende elegir por sí mismo. Apple ofrece a los usuarios un engaño sobre el que caen ilusionados, en una brutal estrategia de márketing basada en símbolos y pertenencia. Por supuesto, no todos pueden pertenecer a esta dictadura.
Como buen totalitarismo, sólo las clases pudientes pueden acceder a una vida de supuestos lujos basados no en la libertad, sino en la total sumisión a un supuesto amado líder que ha cegado a masas a pesar de sus garrafales errores de usabilidad o su atropello mediante la exigencia de compra de más y más productos para cosas estándar. El liberalismo en su forma más cruel.
Por si esto es poco, Apple ha creado una especia de "amado líder" llamado Steve Jobs. Un supuesto hippie multimillonario que murió tras creer que podría curar su cáncer con medicinas alternativas Una especie de imbécil integral de puertas afuera.
Por desgracia para la guerrilla frontend, muchos de nuestros camaradas han vivido cegados por esta sensación de pertenencia y calidad superior, basada más bien en un desconocimiento (y miedo, por qué no) de la libertad que ofrecen otros sistemas.

Linux: La democracia

Linux es el presente, y probablemente el futuro.
Linux está basado en la idea por la que la sociedad actual se manifiesta en las calles. Es una especie de comunidad donde cada cual aporta lo que puede y recibe lo que necesita. Una comunidad donde la evolución depende de que el pueblo se involucre en ella y aporte sus conocimientos para que toda la sociedad pueda disfrutarlos. Donde cada cual puede elegir libremente qué y cómo va a funcionar en su vida (libertad individual en qué instalar o no) y entre todos conforman una sociedad de sistemas para la masa (múltiples sistemas operativos y escritorios para Linux).
Sin embargo, la batalla no es fácil. Linux no tiene el monopolio de Microsoft, y éste lucha para evitar que los entes libres se apoderen del hardware, creando incompatibilidades y usando armas tóxicas como el sistema UEFI
Por supuesto, no todo es bonito. El pueblo debe realizar un esfuerzo por aprender a ser libre. Por luchar por su independencia y aportar al común. Pensar y ser independiente no es fácil, y hay que pagar un precio por ello.

Archlinux, el 15M y otras formas de autogestión

Actualmente la guerrilla frontend les escribe este mensaje desde un sistema operativo llamado ArchLinux. Este sistema es, a día de hoy, el sistema operativo que ofrece mayor libertad a los usuario, hasta un punto casi anárquico y que sólo gente muy diestra ejerciendo su propia libertad es capaz de manejar. Recomendamos a los nuevos integrantes de la guerrilla emnpezar utilizando sistemas básicos de autogestión más sencillos, como Ubuntu o Linux Mint

La guerrilla frontend sigue trabajando para ofrecer a sus camaradas las mejores armas para la batalla por la libertad. Deprequemos todos aquellos que roban el poder que emana del pueblo para sus propios intereses económicos y unámonos en fraternal lucha por la mejora constante, ayudándonos unos a otros.

Comments

El reclutamiento frontend para la guerrilla.

Con motivo del primero de Mayo, el día internacional del trabajador(sic) algunos miembros de la guerrilla discutíamos sobre el estado del frontend y las dificultades que se presentan a la hora de reclutar nuevos miembros en los diferentes grupos. Las conclusiones fueron similares en diferentes regiones en lucha. Mal, muy mal.

read more

Primer manifiesto Frontend.

Preparad las armas, víveres y munición necesaria para un tiempo indefinido. Subid a las montañas y preparad un refugio protegido, cálido y cómodo. Preparad hogueras y levantad campamentos. La lucha armada de la guerrilla front debe empezar de inmediato. Hagamos que arda.

read more